Lujo, confort y compañía, lo mejor de Barcelona

Lujo, confort y compañía, lo mejor de Barcelona lo encontrarás en este puticlub de lujo en Barcelona, entidad también conocida como burdel, lupanar y prostíbulo. Acorde el diccionario de la Enciclopèdia Catalana, el origen del vocablo “bordell” probablemente esté en la palabra “bord”, que significa literalmente borde, en su acepción de “bastardo, nacido de un padre y una madre que no están casados” o “Nacido de padres desconocidos, expósito”, dado que era un lugar de eventual engendramiento de gente “burda” (del latín tardío burdus: “bastardo”).

Antiguamente se escribía como “bardeau”, que significa “flor de agua”, o “en la ribera del mar”, en alusión directa al epíteto de la diosa latina Venus, llamada aphrodites, que significa literalmente “nacida de la espuma del mar”. Amén de las muchas diferencias entre los burdeles contemporáneos, los establecimientos “clásicos” cuentan con dos elementos comunes: un bar donde los clientes esperan y se relajan, además de habitaciones donde las prostitutas mantienen relaciones sexuales con los referidos clientes. Suelen estar regentados por una persona, usualmente una mujer denominada matrona o madame o “madama”, encargada de mostrar a las chicas en ropas diminutas a los clientes, para que elijan la chica que les proporcionará los servicios sexuales deseados.

Este artículo fue escrito por Yach